27 julio 2006

--NO SEÑOR EMBAJADOR... !NO!--

NO SEÑOR EMBAJADOR

Hace unos días el embajador de Israel en México ha condenado las opiniones de los intelectuales mexicanos como las expuestas por Poniatowska o Pitol a quienes les los ha relacionado indirectamente con el terrorismo islámico por oponerse a la ofensiva israelí contra la población civil libanesa. Señor embajador, no es usted el portador de la verdad absoluta, las tropas de su país están asesinado familias enteras, mutilando cuerpos por sus bombas, ¿ésto le parece poco?, el tener una postura en contra de la guerra desmedida no nos hace terroristas. No sea usted intolerante, por obvias razones usted defiende a su país, pero no trate de influir en las opiniones de los demás como lo trató de hacer su homólogo en España quien llamó al Presidente Zapatero antisemita, por ser uno de los primeros que hizo público su rechazo a las hostilidades en el Líbano.
Cómo no oponerse a las historias expuestas en televisión como por ejemplo, el caso de una familia de Beirut que huía de las explosiones y fueron alcanzados por una bomba en su camioneta. Muere el padre y la hija mayor, la esposa queda levemente herida y el hijo menor sufre de graves quemaduras hechas por fósforo blanco un arma prohibida que hace que los incendios sean más rápidos. El niño quedó literalmente con el rostro “derretido”. También el deceso de un muchacho recién casado cuya joven esposa a raíz de su muerte, sufre de un trastorno psicológico muy grave… quedó loca. Los casos anteriores son una minúscula parte de los sufrimientos de los libaneses, ¿es poco? O que más falta por venir. No soy musulmán, judío, católico, no cumplo con el perfil político o religioso que sea influenciable en un caso como éste, soy simplemente un ciudadano que no es inmune al dolor.

No señor embajador, los que somos pacifistas no apoyamos a Hezbollá, pero tampoco a la guerra desmedida de Israel, seguiremos en contra de las hostilidades, pondremos el dedo en el renglón y no claudicaremos hasta tener un mundo mejor. Si bien los problemas del Medio Oriente son milenarios y serán difícilmente solucionados en esta generación, pero con un poco de interés y disposición dejando de lado las bombas y entablando una mesa de diálogo, quizá las problemáticas puedan retomar su cauce.

POR LA PAZ EN MEDIO ORIENTE, POR LAS VÍCTIMAS, ALTO A LAS HOSTILIDADES.

MIGUEL ANGEL, SIN CLAUDICAR

http://sinclaudicar.blogspot.com/

1 comentario:

xina dijo...

Jajaja embajador p-nd-jo. Ya ves que EEUU = Israel. O sea... El que no es parte de la solución es parte del problema. Si son re maquiavelos estos gringarachos.

eXTReMe Tracker
Geo Visitors Map